Halitosis o mal aliento – Extra Belleza

Halitosis o mal aliento

La halitosis es el mal aliento que se produce al exhalar aire por la boca.

La halitosis suele ser un importante problema social ya que el mal aliento suele producir rechazo entre las personas que rodean a la persona que padece de halitosis.

Habitualmente el mal aliento de boca se produce en la misma boca y una de las causas puede ser la ingesta de determinados alimentos como puede ser el ajo o la cebolla, otro motivo de halitosis es el tabaco o el alcohol, seguro que todos nosotros nos hemos dado cuenta alguna vez de que una persona ha bebido vino por el mal aliento que desprende.

Halitosis - mal alientoTambién se produce halitosis tras levantarse por las mañanas, este mal aliento es debido a que durante la noche la boca se encuentra seca durante muchas horas. Tanto este caso de halitosis como el producido por la ingesta de alimentos es una halitosis pasajera ya que se puede eliminar sin problemas con un buen cepillado de dientes.

Otro factor que provoca halitosis o mal aliento son las llagas bucales, las caries o las infecciones en las encías.
En la mayoria de los casos la halitosis es producida por las bacterias que se alojan en la boca y uno de las zonas donde más abundan es debajo de la lengua ya que es una zona que es más difícil de limpiar y estas bacterias son capaces de producir muy mal aliento.
Hay otros factores que pueden provocar la halitosis y su origen no es la boca. Puede producirse halitosis por:

  • Problema hepático
  • Infección de pulmón o bronquios
  • Insuficiencias renales
  • Carcinoma (cáncer)
  • Diabetes
  • Problemas metabólicos

En muchas ocasiones se dice que el origen de la halitosis está en el estómago pero los médicos especializados aseguran que rara vez el estómago es el origen de la halitosis o mal aliento. Y esto se produce puede deberse a algún problema más serio.

Como hemos comentado antes, en la mayoria de los casos la halitosis se corrige con una buena higiene bucal.

También es muy importante llevar una buena alimentación y tomar alimentos que ayuden a limpiar la boca, por ejemplo beber mucho agua, tomar chicle sin azúcar, tomar infusiones de menta o directamente másticarla, lo mismo con el peregil. Se debe limitar la ingesta de grasas.

Si después de realizar todas estas acciones, sigues padeciendo halitosis, lo mejor es que acudas al médico para que estudie a qué se debe el mal aliento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *