Tratamiento de varices: Escleropatía con espuma

Tratamiento de varices: Escleropatía con espuma

Hace tiempo ya tratamos el tema de la operación de varices. Ahora os traemos una técnica para su tratamiento llamada escleroterapia con espuma.

La escleroterapia de varices se trata de una técnica muy común en el tratamiento de varices.

La escleropatía consiste en introducir una sustancia tóxica en la vena afectada, que provoca una reacción inflamatoria o trombosis, que tras su reabsorción conducirá a una fibrosis.

A mediados de siglos, diversos médicos observaron como al inyectar una pequeña cantidad de aire mezclado con los primeros mililitros de la solución esclerosante previa a la inyección del resto de eslerosante líquido, obtenía mejores resultados. Con esta técnica llamada air-block había nacido la escleropatía con espuma. En 1995 estudios médicos aseguran que el uso de esclerosante en forma de espuma permite tratar con éxito, varices de gruesas.

En Francia, en 1996, se comienza a aplicar la técnica de la espuma para el tratamiento de varices Otros autores, utilizando diferentes métodos han descrito los buenos resultados obtenidos con el tratamiento de varices con espuma.

Aunque la escleropatía con espuma se puede realizar de diversas manera, la base de todas ellas es la conversión de un esclerosante líquido de tipo detergente , en una espuma por mezcla con un gas. La diferencia entre ellas estará en el gas utilizado (aire para la mayoría de las técnicas).

En la práctica diaria resulta una herramienta muy segura, sin prácticamente complicaciones usada en buenas manos y con excelentes resultados en diferentes tipos de varices.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *